Por Victor Flores

Editado por Paola Monsalve.

Espiritu Estudiantil

Sobran palabras para expresar el descontento que han manifestado los estudiantes a raíz de cientos de cambios sociales que les ha tocado vivir desde algunas generaciones.

Es por esta razon que el sector estudiantil se ha visto en la necesidad de participar activamente en sus comunidades promoviendo progresos para un futuro mejor.

Si iniciamos una retrospectiva de tan solo los últimos meses, podemos observar como los estudiantiles alrededor del mundo han juntado valor para salir a la calle y manifestar sus desagrados y decepciones.

Estudiantes de Bolivia lo llaman Revolución Universitaria, estos en su caso exigien a sus docentes dar exámenes para titularizarse y al gobierno frenar las persecuciones políticas; mientras que en Chile luchan por una educación libre, fiscal y gratuita; en Puerto Rico y Australia luchan contra los recortes presupuestarios; en México por desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, y en Venezuela contra la escases, inseguridad y la libertad democrática.

Por otro lado estudiantes de España, Irlanda, Grecia luchan contra las políticas de austeridad; en Hong Kong llevan a cabo la revolución de la “Paraguas”por la democracia, y en Nigeria por el trágico asesinato de 42 estudiantes de la Facultad de Agricultura en Gujba.

Estas son solo algunas pinceladas de los recientes acontecimientos donde los estudiantes han desafiado enérgicamente al sistema de “disciplinario” que ordena la humanidad. No cabe duda que estos revolucionarios esperan ser tomados en cuenta en la toma de decisiones futuras, mientras se convierten a través de sus éxitos en prospectos políticos para la sociedad.