El plan llamado  la “fuerza de deportación” que el Presidente Trump prometió en la campaña a comenzado….

La maquinaria de deportación más extrema y espantosa (y costosa), a comenzado

Un breve flashback: El gobierno de Obama reconoció que millones de inmigrantes no autorizados, especialmente aquellos con niños ciudadanos y fuertes lazos con sus comunidades y este país, merecían una oportunidad de quedarse y acertar con la ley.

j kel& TrumpEl Sr. Kelly ha barrido esas nociones. Hace prácticamente a cada persona deportable una prioridad de la deportación. Quiere a todo el mundo, comenzando por los que han sido condenados por cualquier crimen, no importa cuán mezquino o viejo. La proporcionalidad, la discreción, la idea de que algunas convicciones son injustas, los principios de la reforma de la justicia penal, estos conceptos no se aplican.

Los objetivos ahora ni siquiera tienen que ser criminales. Podrían simplemente haber sido acusados ​​de un crimen (es decir, todavía se presume “inocente”) o haber hecho algo que hace que un agente de inmigración crea que posiblemente podrían ser acusados.

El Sr. Kelly incluyó una disposición general que permite a los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas o agentes de la Patrulla Fronteriza -o los oficiales de la policía local o los delegados del sheriff- tomar en cualquier persona que ellos piensan que podría ser “un riesgo para la seguridad pública o nacional”.

El procedimiento actual permite deportar rápidamente, sin audiencia, a los inmigrantes que son atrapados cerca de la frontera y que entraron muy recientemente. Pero el Sr. Kelly señala que la ley le permite acelerar el retiro de los inmigrantes atrapados en cualquier parte del país que no pueden probar que han estado aquí “continuamente” durante al menos dos años. Él está manteniendo sus opciones abiertas acerca de si cortocircuitar el debido proceso con una política de mostrarme a su país.

El Sr. Kelly prometió antes de su confirmación ser un ejecutor razonable de políticas defendibles. Pero los inmigrantes tienen motivos para asustarse por su repentina alineación con el nativismo de Trump..